Conserva tu sonrisa y lúcela como nunca

Endodoncia

La Endodoncia es la parte de la Odontología que se encarga de limpiar y retirar la zona dañada, tanto del diente como del nervio o la pulpa, actuando dentro de la pieza dental y permitiendo conservarla. Su finalidad es evitar, siempre que sea posible, la extracción.

La pulpa está ubicada en la parte interior del diente y está compuesta por un tejido blando, conformado por vasos sanguíneos, tejido conectivo y nervio. Si se infecta, debe ser extraída lo antes posible, si se quiere conservar la pieza dental.

Si existiera únicamente inflamación, la Endodoncia se practicaría en una sesión. Si, por el contrario, hubiera infección, debemos temporizar el tratamiento con medicación y necesitaremos, como mínimo, otra visita más.

Primera visita gratuita

Pide tu cita

¿Qué podría causar que mi pulpa se infecte?

La pulpa se puede infectar por diversos motivos:

Por una caries profunda.

Por una infección.

Por un golpe intenso en la pieza dental.

En ocasiones, a pesar de no visualizar daños externos, podemos estar sufriendo una infección. ¿Cómo la notaremos? Sentiremos, muy probablemente, reacción al frío o al calor. Además, los dientes podrían variar de color.

¿En qué casos es necesaria una Endodoncia?

Necesitaremos una Endodoncia cuando exista una caries que esté afectando a la pulpa o bien tras un traumatismo que acabe afectando al nervio. También cuando, por motivos protésicos, necesitemos tallar una pieza dental y esta se quede comprometida.

Cuando realizamos una Endodoncia utilizamos anestesia local, igual que para realizar una extracción o una obturación. Dado que se trata de un tratamiento complejo, lo ideal es que la Endodoncia sea realizada por un experto en la materia, es decir, un endodoncista.

Contacta con nosotros y nuestros profesionales expertos te ayudarán a conservar tu sonrisa. ¡Te esperamos!

¡Contacta con nosotros y te ayudaremos!